“Berry” Bubbly de Bliss. ¿Qué tal un baño de champagne y frambuesas?


¡Amo, amo, amo las cremas corporales! No me cansaré de repetirlo. A diferencia de muchas personas, yo soy de esas personitas extrañas a las que sí les fascina encremarse al grado de parecer una banana con crema andando. Entre más consistente y untuosa sea la susodicha, mejor para mi. Eso sí, tiene que ser una crema de calidad porque tampoco es que me encante la idea de quedar toda grasosa y que si mi Conejito me abraza me le escape de los brazos como si hubiera sujetado un jabón mojado. No, no es para tanto. Pero sí me gusta sentir mi piel súper humectada e hidratada y que la crema en cuestión me deje un velo de suavidad y sobre todo, de aroma.

Por ende, he probado todas las marcas habidas y por haber: desde las que te encuentras en el súper hasta las importadas y carísimas de los spas más reconocidos. No obstante, han sido pocas las que realmente han atrapado mi atención y la de mi piel. Recuerdo una marca que vendían en la tiendita del búho hace algunos años ante la que de inmediato caí rendida. Era como una especie de crema rosa con fresas en el fondo -no es broma- y tanto la consistencia como el aroma ¡eran espectaculares! pensé que esa crema sería la que me acompañaría forever and ever pero dado el precio que tenía imagino que no le fue tan bien en ventas y terminaron por descontinuarla. Ya ni recuerdo el nombre pero sí recuerdo que me dejó una tristeza inconmensurable.

¿En dónde iba yo a conseguir una crema corporal así de especial? Afortunadamente, mi adorado crew de Sephora llegó al rescate y en septiembre me presentaron el kit de bliss: “berry” bubbly. La verdad, al principio me mostré algo escéptica al respecto, sobre todo cuando me explicaron que se trataba de una crema y un gel para la ducha con olor a champagne y frambuesas. ¿Excuse me? ¿A quién se le puede ocurrir semejante disparate? Imaginé que el aroma sería rarísimo -en especial porque yo no tomo y cero me identifico con el alcohol- pero cual va siendo mi sorpresa cuando la crema entró en contacto con mi piel: el enamoramiento fue inevitable.

Créanme que no exagero cuando les digo que tienen que probar este kit, sus sentidos explotarán y su piel se sentirá suave como la seda, incluso después de varias horas de habérsela aplicado. No deja sensación grasosa ni pegajosa pero sí una sensación de humectación indescriptible con un aroma que te pondrá a girar. Literalmente, huele a champagne con frambuesa, no te puedo explicar cómo es este aroma, lo tienes que experimentar por ti misma y te vas a sorprender.

Al fin encontré la crema ideal que llenó el vació que dejó la crema anterior, y lo mejor es que ésta sí incluye el gel de ducha, de modo que la experiencia sensorial ha sido completa y enteramente satisfactoria. Yo la verdad me declaro una alcohólica anónima de “berry” bubbly y no me da pena admitirlo : P

¡”berry” bubbly es la estrella de mi bañera!

“berry” bubbly de bliss es de edición limitada y lo encuentras en todas las tiendas Sephora de México (Antara, Interlomas, Satélite, Puebla y Guadalajara).

Si te gustó este post te invito a que lo comentes y que te suscribas a mi blog para que no te pierdas lo último en tendencias y lanzamientos en moda y belleza. También te invito a que me sigas en mis redes sociales.

Facebook

Twitter

YouTube

Instagram: eldiariodecandy

Anuncios

2 pensamientos en ““Berry” Bubbly de Bliss. ¿Qué tal un baño de champagne y frambuesas?

Queremos saber tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s